Como pensar positivo – Cambia tus pensamientos y cambia tu actitud


0

Cambia tus pensamientos y cambia tu actitud

Cómo cambiar sus pensamientos y actitudes con este poderoso proceso de transformación de la mentalidad

Si consigues cambiar tu mentalidad, entonces empezarás a cambiar todo lo demás que la acompaña.

Ha llegado el momento de la verdad: ¿estás preparado? Es hora de pensar en el futuro y empezar a crearlo.

“La actitud determina la altitud”: este es un mantra que creo que tiene el potencial de elevar tu vida, tu negocio, así como otras áreas.

¿Por qué no hacer de hoy el día en que te conviertes en la persona que quieres ser y cambias tu actitud?

Quiero inspirarte para que te conviertas en la mejor versión de ti mismo que puedas ser.

Como pensar positivo - Cambia tus pensamientos y cambia tu actitud

Se necesitan 21 días para cambiar de opinión, para empezar a crear un hábito. Obtendrás más resultados en 21 días si te centras en un resultado. Y te garantizo que te sentirás diferente, una diferencia real. Así que no esperes.

 

Cuando las palabras salen de mi boca, no me importa si las crees o no. No me importa si piensas que es una tontería, raro, incluso divertido. Lo digo porque creo que la forma de ver las cosas es mucho más importante que las cosas mismas. No es importante lo que crees, sino lo que haces. Se trata de las decisiones que tomas, y de cómo vives tu vida.

 

Como pensar positivo en momentos dificiles

La razón más común por la que la gente abandona sus objetivos es que tienen una actitud derrotista. Pero, si piensas en positivo, puedes lograr más de lo que jamás creíste posible.

La mayoría de la gente agranda sus problemas al pensar de forma equivocada sobre ellos. Puedes deshacerte de la mayoría de tus problemas simplemente cambiando tus patrones de pensamiento. Te aconsejo lo siguiente:

  • 1. Cambia tus pensamientos cuanto antes, y siempre
  • 2. Deja de pensar en el pasado y empieza a visualizar el futuro
  • 3. Consigue una sensación de control
  • 4. Establece objetivos
  • 5. Gestiona tus emociones
  • 6. Toma decisiones
  • 7. Abrete a nuevas ideas
  • 8. Convierte el fracaso en éxito
  • 9. Aprenda a lidiar con las pérdidas
  • 10. Abraza la incertidumbre
  • 11. Sé más flexible
  • 12. Aprende de tus errores, acepta los errores.
  • 13. Encuentra la motivación

 

Deja de victimizarte

Otro principio importante a tener en cuenta es evitar pensar en ti mismo como una víctima. Es importante pensar en cómo puedes responsabilizarte de lo que está ocurriendo. No eres impotente, tienes el control de tu actitud y tus acciones. Puedes marcar la diferencia.

Cambia tus pensamientos. Una vez que lo hagas, tu actitud te seguirá. Cuando empieces a pensar en los aspectos positivos de lo que quieres, te sentirás bien con lo que quieres.

  • La víctima se siente impotente para cambiar las circunstancias a las que se enfrenta. Las víctimas suelen sentir que nada de lo que hacen cambia las cosas. Sin embargo, si piensas en la forma en que puedes responsabilizarte de ti mismo, puedes hacer mucho más de lo que crees. Tiene el poder de actuar en su propio interés.

 

Puedes actuar en tu propio interés tomando decisiones para mejorarte a ti mismo, y puedes hacerlo independientemente de lo que les ocurra a los demás. Si no te responsabilizas de ti mismo, significa que no estás dispuesto a ayudarte. No puedes hacer que otras personas sean responsables de tu vida. Si no te responsabilizas de ti mismo, estás viviendo una mentira. No estás viviendo tu vida como puedes. Tienes que hacerte cargo de tu vida y mejorar las cosas.

  • Me pregunto por qué tanta gente tiene miedo de asumir responsabilidades. Es hora de asumir la responsabilidad de las cosas que suceden. Debemos aprender a aceptar y controlar lo que sucede a nuestro alrededor. Esto puede ser difícil, pero debemos aprender a lidiar con la vida.

Cuando las personas se sienten víctimas, suelen sentir que no tienen control sobre la situación. Tienden a culpar a los demás de las cosas malas que les ocurren. Por ejemplo, si alguien les hace daño, pueden pensar que es culpa de la otra persona. Si son perjudicados de alguna manera, pueden sentir que es su propia culpa. Si esto continúa, pueden desanimarse. Pueden sentirse deprimidos y sin esperanza. También pueden sentirse impotentes.

 

La mejor manera de cambiar su estado de ánimo es cambiar su perspectiva. No pienses en ti mismo como una víctima. Piensa más bien en lo que puedes hacer para mejorar la situación. No te centres en lo negativo. En su lugar, concéntrate en lo positivo. Mira el lado positivo.

  • Encuentra una forma positiva de ver la situación. Por ejemplo, si te haces daño, puedes pensar en el hecho de que estás aprendiendo a afrontar este tipo de experiencias. Intenta no centrarte en el hecho de que eres una víctima. Si eres una víctima, sólo te deprimirás más. Piensa en cómo cambiar la situación. En lugar de sentirte una víctima, piensa en lo que puedes hacer para mejorar la situación.

 

Las víctimas se creen impotentes. Tú eres responsable de tus actitudes y comportamientos. Debes desarrollar la actitud de tomar el control. El primer paso para tomar el control es entender que no hay nadie más a quien culpar. Esto significa que tienes que entender que eres el único que puede cambiar la situación. No estás indefenso.

  • Hay muchas cosas que puedes hacer para salir de la situación. Puedes encontrar diferentes maneras de afrontar el problema, y esto se llama asumir la responsabilidad. Una persona que no hace esto es una víctima. Si crees que eres una víctima, significa que no tienes ningún poder. Eres impotente. Hay mucha gente que se aprovechará de tu falta de poder. Si les das poder, se apoderarán de tu vida. Así que tienes que aprender a deshacerte de ese sentimiento de impotencia.

Es normal sentirse impotente y desesperado cuando se atraviesan situaciones difíciles. Pero si tú sufres de depresión o algo similar, estás en problemas. La depresión es una condición seria y es muy dañina para ti. Debes entender que si estás deprimido, tienes dos opciones. O te mejoras, o sigues sufriendo. Cuanto antes aceptes tu condición, más rápido mejorarás. No esperes demasiado para tomar medidas. Puedes encontrar soluciones a tus problemas y mejorar. También puedes intentar llevar un estilo de vida saludable. Ten cuidado cuando comas. Come alimentos saludables. Bebe mucha agua. Haz ejercicio con regularidad. No es bueno tener sobrepeso. Sólo te causará problemas de salud. Lee e investiga cosas que te motiven día a día.

  • 1. Pregúntate: “¿Qué me haría sentir más feliz?”.
  • 2. Si estás decaído, pregúntate: “¿Qué podría estar haciendo que me haga feliz?”.
  • 3. Si estás ansioso, pregúntate: “¿Cómo puedo reducir mi nivel de estrés hoy?”.
  • 4. No te tomes tus pensamientos pesimistas tan en serio.
  • 5. Piensa en positivo.
  • 6. Deja de pensar tanto y actúa más.
  • 7. No te dejes distraer por lo negativo.
  • 8. Deja de lado los remordimientos.
  • 9. Deja de castigarte a ti mismo.
  • 10. Date cuenta de que no has hecho nada malo.
  • 11. Toma el control.
  • 12. Concéntrate en lo que puedes hacer.
  • 13. Sé amable contigo mismo.
  • 14. Vuelve a ponerte en marcha.
  • 15. Quiérete a ti mismo.
  • 16. Acepta tus defectos.
  • 17. Haz algo bueno por ti mismo siempre.
  • 18. Déjate llevar.
  • 19. Eres más que tus problemas.
  • 20. Deja ir la culpa.
  • 21. Encuentra la belleza en el mundo.
  • 22. Deja de compararte con los demás.
  • 23. Piensa en lo que quieres en tu vida.
  • 24. Escribe cinco cosas que te aporten alegría.
  • 25. Cree que mereces ser feliz y lo serás.
  • 26. Responsabilízate de tu propia felicidad y de la de los que te rodean.
  • 27. No dejes que los demás dicten tu actitud o tu felicidad.
  • 28. Pregúntate si estás haciendo lo correcto.
  • 29. Acostúmbrate a ser agradecido.
  • 30. Ten siempre algo que esperar.
  • 31. Imagina lo que quieres que ocurra y cree que ya está ocurriendo ahora, o mejor aún que ya ocurrió.
  • 32. Encuentra el sentido de tu vida.
  • 33. No dejes que los demás te definan.

 

En conclusión, creo que es imposible cambiar tus creencias, pensamientos y actitudes cuando estás pensando de manera equivocada. Por eso necesitas crear el espacio donde puedas cambiar tus pensamientos y cambiar tu actitud. Puedes hacerlo con afirmaciones y visualización.

¿Cuál es la única cosa que puede hundirte en todos los aspectos de tu vida? ¿Es el trabajo? ¿El dinero? ¿Las relaciones? No. Es tu actitud. La actitud afecta a todo. Así que puedes decidir cambiar tu actitud y cambiar tu vida. ¿Cómo? Simplemente empieza a pensar en positivo. Imagina el futuro, imagina el presente y empieza a centrarte en lo que quieres. Hazlo todos los días y pronto verás que tu vida cambia.

 

“Pensar es el trabajo más duro que la mayoría de la gente nunca hace. La gente trabajará duro para mantener un estado de diligencia física, para poder mantener un estado de pereza mental.”

 

 

Te recomiendo ver el siguiente video:


Like it? Share with your friends!

0
poderuniverso